Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

La quincuagésimo octava edición del Festival Internacional de Música y Danza Cueva de Nerja ha llegado esta noche a su fin y lo ha hecho a ritmo flamenco, interpretado de manera magistral por el violinista cordobés Paco Montalvo ante una abarrotada plaza de España.

La cita gratuita para ver a este joven prodigio del violín, de apenas 24 años y que está considerado uno de los más destacados de todo el mundo, no ha dejado indiferente a nadie, al repasar durante el concierto temas tan conocidos como ‘Entre dos aguas’, ‘Lágrimas negras’, ‘Río ancho’, ‘Guajira flamenca’, ‘Granada’, ‘Malagueña’, ‘Romance anónimo’, ‘La barrosa’ o el mítico ‘My way’ que popularizara Frank Sinatra.

El certamen nerjeño ha apostado a caballo ganador para poner el broche de oro a su 58 edición de la mano de un artista internacional que supera los 200.000 seguidores en redes sociales y cuyos vídeos suman más de cuatro millones de reproducciones, quien ha presentado en directo su último disco, ‘Alma de violín flamenco’, ante unas 2.000 personas.

De este modo, el espacio situado junto al emblemático Balcón de Europa ha servido de escenario para acoger este singular cuadro flamenco donde no han faltado el baile, el toque de guitarra y los coros, todo ello integrado en un universo artístico en el que Montalvo ha sido pionero, al colocar su violín como voz flamenca.

El joven cordobés, que con sólo 18 años se subió al escenario del Carnegie Hall de Nueva York acompañado por la New England Symphonic y a las órdenes del director y compositor británico John Rutter, obteniendo reconocimiento y cosechando grandes éxitos a lo largo de todo el mundo, fue nominado a seis Grammys Latino el pasado año, lo que denota su proyección internacional.

Todo un espectáculo en sí mismo cuya actuación ha cerrado esta noche una de las ediciones más novedosas del certamen nerjeño, en la que se ha consolidado el recinto exterior de la Cueva como nuevo escenario y que continúa afianzando espacios como la mítica plaza de España como pieza clave para seguir creciendo.