El Museo de Nerja, dependiente de la Fundación Cueva de Nerja, vuelve a hacer historia al registrar un nuevo récord en el número de visitantes durante el verano, alcanzando los 26.918 usuarios en el periodo comprendido del 15 de junio al 15 de septiembre, lo que supone un incremento del 19,09% respecto al periodo estival del pasado año.

De este modo, el mes de agosto se alza como el de mayor afluencia del calendario, con un total de 12.896 visitantes registrados, un 23,72% más que en 2016, mientras que julio contabilizó 8.066 usuarios, un 4,2% por encima del ejercicio anterior. No obstante, la mayor subida se ha producido durante la primera quincena de junio, al elevarse hasta un 40,3% la afluencia de público, con un total de 2.694 personas.

Esta tendencia alcista sustentada en los datos y que hace prever un incremento global al cierre del ejercicio, se produce tras la inauguración el pasado mes de marzo de la primera fase de la reforma museográfica que afronta la entidad, iniciativa que se suma a otras puestas en marcha por la Fundación nerjeña durante los últimos años, como el tren turístico ‘Cuevatren’, que comunica el centro expositivo con la Cueva y otros puntos del municipio, facilitando de este modo el tránsito de turistas.

Desde el Museo nerjeño destacan que “el objetivo marcado por la institución no es sólo incrementar el número de visitantes, sino que los usuarios mejoren su experiencia y sus niveles de satisfacción, algo que ya hemos conseguido en parte con la puesta en funcionamiento de la reforma de contenidos, innovación que culminará en el primer trimestre de 2018”.

De hecho, el espacio cultural ha detectado igualmente un incremento de los comentarios emitidos por los usuarios, tanto en papel como a través de las redes sociales, mejorando sustancialmente las críticas respecto a años previos. Así, tras una visita cuya duración media ronda los 50 minutos, ésta sería recomendada con una valoración de ‘muy buena’.